Los libros de texto, de nuevo en el punto de mira

Para muchas familias, la adquisición de los libros de texto de sus hijos supone una cantidad elevada de dinero del que dispone. Y es que, la moda (capricho, diría yo) de ofertar cada año libros de textos “nuevos” es una realidad desde hace tiempo. Atrás quedaron los tiempos, en los cuales el hermano mayor cuidaba su libro de texto para que su otro hermano estudiara con el mismo. ¿Qué ha pasado con los libros de texto? ¿Es necesario cambiarlos cada año o cada dos años? ¿Es el libro de texto hoy por hoy el mejor recurso didáctico para que trabaje el alumno? ¿Y para el profesor?

En primer lugar, no son “nuevos libros de textos”, son libros de textos modificados en algunas de sus páginas. (Quizás, la actividad 50 que estaba en la página 32, ahora está en la página 33). Además, se ha aprovechado el avance de las tecnologías en educación creando libros de textos interactivos y en otros casos, se ha aprovechado para realizar un nuevo formato dividiendo la materia en trimestres.

Por otro lado, el libro de texto comienza a ser un objeto obsoleto en las aulas. Apareció como el recurso didáctico principal, siendo guía de los profesores y alumnos. Actualmente, tras la llegada de internet y la cantidad de recursos disponibles, es posible que el libro de texto sea casi innecesario, o bien, sólo un recurso didáctico más, pero no el principal.

Una de las razones de la utilización del libro de texto puede ser la facilidad que tiene el docente para explicar su materia, ya que el libro de texto es considerado como un dogma en el que hay que hay que empezar en el tema 1 y terminar en el tema 20, sin poder saltarse ninguna unidad y sin poder realizar actividades complementarias u otras actividades más creativas y emocionantes. Por el contrario y a favor de los docentes, he de decir, que la falta de tiempo también influye en que se utilice el libro de texto y no otros medios didácticos, puesto que el docente, aunque la sociedad no sea consciente de ello, tiene que preparar sus unidades didácticas, su programación diaria, la organización de las clases… no sólo entra en clase y enseña como muchas personas piensan.

Por todo esto, quiero motivar y pedir a los profesores que uticen materiales didácticos creados por ellos mismos o por varios profesionales, que fomenten la creatividad en el alumno, el interés por aprender, las ganas por descubrir… ¡ah! Y que olviden el libro de texto, que  forma parte de una educación no propia del siglo XXI.

librosarteeducaciónymediosaudiovisuales.blogspot.com
Anuncios

Acerca de marcosbielba

Educador Social, Pedagogo y especialista TIC en educación.
Esta entrada fue publicada en Educación, Sociedad, TIC y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los libros de texto, de nuevo en el punto de mira

  1. Pingback: Los libros de texto, de nuevo en el punto de mi...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s